Fotografia nocturna de larga exposici?n

Asistí Al Evento Más Grande De Fotógrafos En Argentina

Justin Marie Charles Alberty Jeanneret, conocido como Loty (Besançon, 1885-?) fue un excepcional fotógrafo y editor francés afincado en España. Lo que vemos en las imágenes fotográficas de las campañas de publicidad son entornos no reales (pero sí inspirados en la realidad), creados al detalle para influir en nuestra opinión sobre el producto mostrado. El fotógrafo publicitario, en este sentido, trabajará en colaboración con un estilista equipo de estilistas que montarán los escenarios y recrearán los paisajes. La finalidad del tratamiento será exclusivamente la de remitirle el boletín de noticias.

Tras realizar las tomas, el trabajo de post-producción es básico en este campo: el retoque fotográfico y la inclusión de imágenes generadas por ordenador son una parte importantísima de la fotografía publicitaria. Un buen fotógrafo publicitario debe contar con una sólida formación en el manejo de aquellas herramientas informáticas que puedan ayudarle a conseguir los mejores resultados.

En fotografía de publicidad, es básico también conocer a fondo las tendencias actuales en todos los campos del comercio: moda y complementos, interiorismo y decoración, diseño industrial, arquitectura, alimentación y gran consumo, y un largo etcétera de sectores. La calidad de su trabajo, el talento y el buen hacer del fotógrafo publicitario son elementos fundamentales para conseguir campañas. Sin embargo, y sin dejar de lado estas características, hay algo que hará destacar al profesional de la fotografía por encima de los demás: la originalidad.

Por supuesto, la profesionalidad y la capacidad de gestionar todo el equipo necesario para una producción (en donde entran aspectos como el estilismo, el transporte la consecución de permisos para realizar reportajes en distintos espacios) también son rasgos altamente valorados por los clientes en el campo de la fotografía publicitaria. Una producción fotográfica necesita de una gran cantidad de elementos e ideas que van más allá de una simple fotografía. Por su parte el artista subraya la importancia que tienen para él los animales, vivos muertes, tan presentes en su obra y en esta exposición.

Los elementos de una producción serian: diseño del arte (personal creativo cualificado), maquillajes (para personas, alimentos, bebidas, productos), una buena iluminación, fotografía, dirección, retoque fotográfico y post-producción. No se trata de una retrospectiva, pero sí es una muestra compresiva de su obra”, explicó el comisario, que añadió que se trata de una gran exposición de fotografía, pero también de una lección de historia del arte”.

El gran políptico de Los Pájaros y el de Cabezas/Sueños cubren las paredes de las naves con las que continúa el recorrido de la muestra. A continuación, se exhibe un bestiario compuesto por fotografías en blanco y negro que retratan animales con herramientas que componen un diálogo entre la vida y la muerte. La serie Fragmentos de un paisaje refleja la naturaleza extremeña con impactante autenticidad y belleza formal. A mitad del recorrido se encuentra la obra que da título a la exposición: Seda de caballo.

También están presentes diferentes bodegones, composiciones aparentemente sencillas, en las que una mariposa sobre un libro de misas unas frutas en descomposición permanecen a la sombra de la llama de una vela que se consume. En las obras posteriores la estética cambió y sus imágenes, ya en color, no buscan al individuo, sino fragmentos detalles con una ironía y una construcción interna en la que prima el estilo pop.

Gran maestro de la naturaleza muerta, Vilariño ha realizado en los últimos años unas composiciones, donde elementos como una vela, frutas pájaros ahorcados le sirven de soporte para resaltar los colores de los animales muertos, intensificando la textura de los alimentos. Con una cámara con un solo objetivo y película de restos de la de cine, economizando en todo lo posible. Es el trabajo más relajante del mundo: dormir en camas de lujo para probar su calidad.

Desde que realizara su primera exposición en el año 1982, sus obras no han dejado de mostrarse en galerías y museos de referencia, encontrándolas en colecciones como las del Museo Reina Sofía de Madrid, en el Fine Arts Museum de Boston el Museo Extremeño. En 1957 comenzó su primera serie fotográfica en el barrio almeriense de La Chanca, un documento humanista que retrata gente sencilla de la calle de forma espontánea y que se convirtió en un punto de inflexión en la fotografía española.

El derecho de comunicación pública de las imágenes que aparecen en la información ha sido expresamente cedido a Logopress Comunicación, S.L. por el autor centro de arte autorizado exclusivamente para ilustrar contenidos informativos relacionados con la exposición y/ actividad de la que forman parte. Cuando me giré, tratando de verlo todo y descubrí el tocador casi me eché a llorar.